ABOUT ME | Las tallas locas

“Joaquina, casos de la vida real”. Les cuento una experiencia que tuve esta semana. A veces hay cosas que nos pasa por la cabeza a la mayoría de las chicas y me encantaría contar mi punto de vista, así que he decidido crear un espacio de reflexión sobre las experiencias con la moda. Esta vez en relación a las tallas de los pantalones.

Aquí va la primera de muchas. Yendo al gimnasio el martes me encontré frente a una tienda de ropa súper bonita. Decidí probarme unos jeans a la cintura pegaditos y, bueno, intenté primero con el 28 (mi talla original). Felizmente la observé que no me iba a subir ni hablar. Así que intenté luego con un 30 que, literalmente, “me entró”, pero parecía que iba a explotar. En el momento que me di cuenta que había pasado de talla 28 a talla 32 pensé dos cosas: o he llegado al colmo de mi gordura o las tallas son muy chiquitas.

Lo que provocó este episodio en mi vida es que suba corriendo al gimnasio y descargue mi ira haciendo ejercicios así:

chica-haciendo-flexiones

EJERCICIO1

ejercicio-videos

Super fit y sensual. Comencé con una TREMENDA sonrisa en la cara, pensando “Yo puedo, yo sé que puedo”. Esto fue el jueves y hoy todavía no me puedo mover. Ahora pienso  “yo quise, pero no lo logré”.  También un buen nombre para un libro. Lo voy a inscribir en Indecopi.

No importa si engordamos un poco, porque está la dieta y el ejercicio. Lo que me molesta de sobremanera es la falta de criterio a la hora de hacer tallas. Cuando llevé un curso de costura hace tiempo, no podía creer que la talla S sea tan pequeña. Reitero, hay chicas bastante flacas a las que un S les puede quedar grande, pero también creo que deberían tomar un poco en cuenta el cuerpo de las peruanas, bien taipá, para tomar las medidas. Un común denominador.

Afortunadamente he visto que eso está cambiando. Hay tallas un poco más reales en varias marcas de ropa masiva, en su mayoría. La preocupación por los crecientes mofletes en nuestros cuerpos latinos no nos lo va a quitar las tallas de los pantalones, es cierto. Pero ayudarían, ¿no?

¿Ustedes creen que el tamaño de las tallas de los pantalones ayudarían un poco a nuestro bienestar emocional y mental? Me gustaría saber si los hombres se hacen la misma pregunta.

Joaquina

 

3 pensamientos en “ABOUT ME | Las tallas locas

  1. Hola Joaquina!
    Totalmente identificada con tu post! Me ha pasado muchas veces que he ido a comprarme un jean y zas! mi talla no me entraba y terminaba comprando una o dos tallas más para que me quede bien… Sucede que hay muchas marcas que tienen como target chicas de corta edad y hacen las tallas como se les da la gana y un 30 es literalmente enano!
    Felizmente poco a poco he superado ese factor y he cambiado mi estilo de vida a uno más saludable para estar en mi peso ideal… pero igual me sigue pasando que voy por mi 28 de siempre y termino comprando un 30! Ahí pienso: “es el molde” y sigo con mi vida… pero de hecho muchas veces ese pequeño detalle me ha desmoralizado y dejado de mal humor!
    Besos!
    Mariu.
    http://www.roperotrapero.com

    Me gusta

Winks

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s