FASHION | NY streets

Como se deben haber dado cuenta mis seguidores de Instagram, estuve de viaje como dos semanas en Nueva York. Pido disculpas de antemano por la cantidad de fotos con las que los debo haber bombardeado (aunque debo confesar que mis fotos son divertidas) y por la demora con los posts. Hay muchas cosas que me gustaron bastante, sobretodo porque es una de las sedes de la moda a nivel mundial. Es toda una maravilla estar allí si eres blogger o amante de la moda.

Hay algo que me sorprendió. ¡Por dios, a nadie le importa nada! En la mejor onda del mundo, a nadie le interesa qué te has puesto. Eso es, creo yo, lo que falta en Lima para que liberemos al Kraken del estilo personal. ¿Por qué no nos atrevemos a usar lo que queremos? Porque de repente no tenemos los pantalones bien puestos como para dejar de pensar en lo que la gente pensará.

Mis amigas me molestan todo el tiempo y me dicen “ay, tú que eres fashion blogger seguro siempre te tienes que vestir raro, ponerte tu vestido de piñas, comprarte tus botas blancas de astronauta… (risas)”. Mi papá ya superó mis gustos y pasó de decirme “mmm…” a decirme “mmm… es diferente” cuando le muestro algunas de mis nuevas adquisiciones. Sí, es diferente, porque no tenemos por qué ser iguales, ni vestirnos iguales. Es la magia de la diferencia. Sino miren estas imágenes de mujeres de Nueva York que encontré googleando (no necesariamente son de semanas de la moda). Qué bonito sería vivir en una ciudad donde lo original sea admirable, al punto de tener fotógrafos especializados en encontrar looks en las calles.

Estar en caminando por las avenidas gringas ha abierto totalmente mis perspectivas. Yo me creía la más canchera usando lo que me gustaba en el momento que quería, sin importar lo que la gente me diga. Peeero, la verdad, es que quizás no me sentía libre del todo. Allá todo el mundo realmente se pone lo que le provoca, lo que refleja su personalidad. Uno de mis pasatiempos, y de mis abstracciones, era imaginarme una historia detrás de esa primera impresión. Inventarme de dónde viene, a dónde va, dónde trabaja, qué música escucha. Creo que la ropa, dejando de lado la superficialidad, es un reflejo de la personalidad.

¿Te atreves a ponerte lo que te gusta? Te reto a que lo hagas y me mandes las fotos ;) ¡Que viva el estilo personal!

FACEBOOK * INSTAGRAM * TWITTER

Joaquina

Winks

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s